Las TIC y su potencialidad para el aprendizaje

Las TIC y su potencialidad para el aprendizaje

En este link encontrarán la edición de noviembre de 2013 de la revista de la Coordinadora de Psicólogos del Uruguay. Este número está dedicado a las TICs. En el mismo hemos escrito Juan Pablo Cibils y yo un breve artículo en el que se presentan algunas ideas sobre las posibilidades que abren estas tecnologías en ámbitos educativos. Pensamos que urge avanzar en reflexión, investigación y propuesta, ya que el futuro es ahora. Esperamos que puedan darle una mirada al artículo y expresar sus reacciones.

DSCN3509

Sobre la Psicología Educacional que necesitamos

Imagen

Ya hace más de un año, cuando comenzaba a proponer este blog, pensaba que reflexionar sobre la Educación que necesitamos también era una forma de buscar una forma diferente de Psicología Educacional. Hace unos minutos encontraba unos apuntes bien interesantes al respecto en una conferencia que propuso Francisco Leal, psicólogo chileno de la Universidad de Tarapacá. Francisco analiza la crisis en la educación chilena y a partir de lo allí vivido reflexiona sobre la pertinencia y necesidad de revisar lo que la Psicología Educacional puede aportar. También recupera y subraya la dimensión ética y política del quehacer de los psicólogos que en la educación trabajan.

En Uruguay venimos debatiendo sobre la educación y, seguramente, lo seguiremos haciendo. Sería muy oportuno no dejar fuera del debate a la Psicología Educacional y el quehacer de los psicólogos que en educación trabajamos. ¿De qué forma podemos contribuir a la educación que necesitamos desde la disciplina, desde las acciones concretas y desde el rol profesional ?

A continuación, transcribo el tramo final de la conferencia que ha sido para mi de mucha claridad y una invitación a la reflexión comprometida sobre lo que hacemos:

Muy por encima y sin ser exhaustivos, hemos tratado de dimensionar algunas aristas de la crisis en educación. Pero, ¿qué hay de la psicología? ¿Tiene algo que decir al respecto? Claro que tiene que decir, y mucho. Examinar lo que podría decirse desde la psicología respecto de cada uno de los temas planteados sería una tarea titánica, y no intentaremos hacerlo aquí. Lo que podemos hacer con mayor provecho, es examinar, de manera gruesa, lo que sí ha dicho, o, complementariamente, lo que no ha dicho.
Para ello, señalemos que, como profesionales de la psicología, podemos aportar en distintos niveles. En el nivel técnico, por ejemplo, estableciendo si tal o cual instrumento de evaluación refleja mejor o peor la realidad del grupo con el que se realiza la acción pedagógica, o sugiriendo un programa de acción adecuado para la atención de un alumno con necesidades educativas especiales. O en el nivel disciplinar, por ejemplo, brindando explicaciones desde uno u otro marco teórico para tal o cual situación. O en el nivel estratégico, por ejemplo, colaborando en la construcción de un plan educativo institucional. O, finalmente, en el nivel ético, sea axiológica o deontológicamente.
Mirando desde esta perspectiva, podemos ver que la psicología, tanto a nivel mundial como a nivel local, ha situado sus aportes particularmente en los niveles técnico y disciplinar, y eventualmente, en el nivel estratégico. Y constatamos que, en esos niveles, ha sido francamente útil. Sin embargo, ¿Útil para qué? ¿Útil para quién? Esas preguntas sólo pueden ser respondidas en el nivel ético, nivel en el cual muy escasa y tímidamente la psicología ha incursionado, si es que lo ha hecho. Y en educación, no ha sido la excepción. No puedo dejar de recordar un artículo escrito por la Dra. María Teresa Juliá hace ya un par de décadas, en que examinaba el rol que la psicología educacional jugaba en ese entonces, y que tituló: “Una psicología cómplice”. Cómplice, porque era funcional a una política educativa rotuladora, segregadora, discriminadora, que facilitaba la adscripción individual de los fracasos institucionales, al encontrar siempre causas personales para resultados socialmente previsibles. Ha corrido historia, pero no parece que las cosas hayan cambiado mucho.
No obstante, hay que ser justos, y señalar que es poco realista hablar de “la psicología”, puesto que hay muchas formas de entender y hacer psicología, algunas de las cuales incursionan en niveles que permiten la crítica al sistema instalado. No obstante, la tendencia más fácilmente observable parece quedar bastante bien representada por lo descrito por la Dra. Juliá.
Por otra parte, lo que me parece más importante, hay que distinguir entre la disciplina, que es una abstracción, de los psicólogos, que son agentes activos. La historia no la escriben las abstracciones, sino los agentes, las personas concretas. Y como tales, los psicólogos, en la práctica de la psicología educacional en el país, no hemos sido muy diferentes de lo que cabría esperar siguiendo la “corriente principal” de la psicología, que claramente ha sido funcional a las ideologías hegemónicas.
Por esta razón, es necesario recordar que la práctica de la psicología, como la de cualquier profesión, es siempre, por acción u omisión, una práctica política. Esto no puede seguir siendo ignorado. Por ello, al preguntarnos en el contexto de las movilizaciones que se han desarrollado este año por el rol que puede jugar la psicología al respecto, no cabe sino decir que no depende de la psicología, sino de los psicólogos, en tanto agentes sociales. Como el caso de Ignacio Martín-Baró, quien, usando los recursos más tradicionales de la psicología fue capaz de contribuir de manera crucial a la transformación política y social de El Salvador. Por eso, creo que el rol de la psicología en este movimiento y en la transformación social, está, literalmente, en las manos de los psicólogos, en la forma en que cada uno de nosotros encare cotidianamente la práctica de esta profesión, en tanto que, inevitablemente, tiene consecuencias políticas.

Referencias

Leal, Francisco (2011) De la crisis en educación, la psicología y los psicólogos. Conferencia ofrecida en las Jornadas Interuniversitarias de Psicología. Iquique, Chile

Psicología Educacional y proyectos colectivos

XIII Jornadas Internacionales de Psicología Educacional. La Serena, Chile.

DSCN7297.JPG

Las tres preguntas

Imagen

“Las tres preguntas”, así se titula un cuento de León Tolstoi que ayer encontré en una librería montevideana. Por cierto, se los recomiendo. En este breve post quiero compartir el inicio del cuento, que plantea interrogantes centrales en días en los que todo se nos presenta como lo más urgente y lo más importante. Creo que tampoco podrían faltar las preguntas en educación que necesitamos.

El cuento comienza así:

Un zar pensó una vez que si siempre supiera el momento en el que comenzar cada tarea; si además supiera con qué personas hay que consultar y con cuáles no; y, sobre todo, si siempre supiera cuál de todas las tareas es la más importante, entonces nunca se equivocaría al tomar decisiones.

En vista de esto, el azar anunció a lo largo y ancho de su reino que daría una gran recompensa a aquel que le respondiera a estas tres preguntas:

¿Cuál es el momento adecuado para cada tarea?

¿Qué personas son las más necesarias?

¿Cómo no equivocarse al decidir qué tarea es la más importante de todas?

… ¿ Y qué responderían ustedes?

Imagen

Celebrando el primer año

DSCN1365

El blog “Educación que necesitamos” está cumpliendo su primer año, este primero de mayo de 2013. Como dijo Matías, con razón, en su primer comentario, lo fundamental sería mantenerlo. Por eso me alegra que el blog este llegando a su primer año de vida.

En estos días recordaba los motivos que me llevaron a iniciarlo. Me habían parecido muy interesantes los blogs de Rosa María Torres y de Susana Frisancho, en ellos iba encontrando posibilidad de reflexionar sobre lo educativo, la psicología, enterarme de novedades y de algún modo participar de una “comunidad” más amplia. A la vez quería aprender más sobre TICS y de su uso en contextos educativos. Aprender haciendo parece lo indicado en estos casos.  Me interesaba explorar otras formas de compartir el trabajo y la reflexión que se va generando a partir de las clases, las tutorías y la investigación. Encontraba que el blog podía se otra forma de participar en los debates que entorno a la educación se van dando. En este repaso veo que son también las razones que me llevan a mantener el blog.

Es así que el primero de mayo del año pasado encontré algo de tiempo para madurar y concretar esa primera publicación, y una buena forma de celebrar el día de los trabajadores. Y así se fueron sumando las siguientes publicaciones, generadas por inquietudes que en clase se iban planteando, hechos y noticias que me iban llamando la atención.  Al releer las publicaciones de este año, veo que emergen algunos núcleos, que imagino se mantendrán en el futuro.

La necesidad de pensar a fondo sobre la realidad educativa, usando las herramientas teóricas que vamos contruyendo:

Desarrollar habilidades que nos permitan gestionar nuestro aprendizaje  y cooperar en contextos sumamente cambiantes:

Promover escenarios que permitan  y estimulen es desarrollo de la autonomía y  autorregulación:

Tratar de hacer llegar a más gente algunos trabajos que en Psicología Educacional se realizan y podrían ser útiles a la prácticas educativas:

Gracias a todos los que de distintas formas han estado en este tiempo, con ideas, preguntas, inquietudes, ideas. Espero que podamos profundizar el intercambio en Educación que Necesitamos. Seguiremos

DSCN1131