¿Carroña o Gourmet?

Preparación gourmet

Entre tantas noticias que leo sobre educación y tantas demandas a la tarea docente, ha queda resonando una pregunta: “¿Carroña o Gourmet?”. Fue la pregunta que hace algunos años nos mantuvo expectantes y fue Francisco Rengifo quien decidió provocarnos con tal pregunta. Ese fue el título abreviado que nuestro colega colombiano había elegido para centrar su conferencia. Esta pregunta genero alguna que otra broma entre los colegas que compartimos ese encuentro en Punta Arenas y, sin duda, mucha expectativa que Francisco se encargó de alimentar y mantener en esos días hasta llegar a la conferencia.

A continuación, retomaré palabras de libro de Francisco (Rengifo, 2009) en las que presenta brevemente esa idea referida a la formación de nuevos psicólogos (quizá es similar a lo que ocurre en las aulas de distintas disciplinas):

…formar profesionales en una disciplina como la psicología obliga a considerar que no sólo se deben transmitir conocimientos lineales y considerar una historia que actúa de manera plana y teorías que se aplican en campos específicos, sino que se deben formar profesionales que recreen, reestructuren y reformulen los modos de pensar, conceptualizar y actuar en la profesión…

… en muchas ocasiones lo que se ofrece en las aulas de clase se asemeja más a carroña tal como fue hallada, que el proceso estético y elaborado de construir una salsa, un aderezo para sazonar una carne que, puede ser también carroña, pero simbolizada por lo estético. (p. 187)

“¿Carroña o gourmet?” nos interroga sobre la actividad docente y la tarea educativa, sobre los modos de producir y compartir conocimientos (si es que pueden entenderse como actividades distintas). Retomando las palabras de Francisco:

Si el conocimiento implica una relación Yo-nosotros: ¿por qué en las aulas de psicología se sigue insistiendo por parte de muchos profesores universitarios en las prácticas educativas de carácter monológico? Los monólogos como prácticas educativas reducen al estudiante a una condición de objeto absorbente de conocimientos no mediados y no recreados, imposibilitado para crear abducciones”. (Rengifo, 2009, 189).

Quería compartir esta historia y pregunta de Francisco, pues a medida que el tiempo ha pasado a seguido resonando en distintas actividades que desarrollo. En este tiempo y planificando mis actividades como docente es que vuelvo a preguntarme, ¿qué conocimiento les ofreceré a mis alumnos? ¿de qué modo buscaré compartirlo?

Referencias y recomendaciones

Rengifo, F. (2009) El sujeto como centauro: Ensayos e investigaciones en psicología de la cultura. Bogotá: Editorial Universidad del Rosario.

El sujeto como centauro

Rengifo, F., & Castells Gómez, N. (2003) Contribuciones para pergeñar la práctica del psicólogo de la educacion en Colombia. Psicología desde el Caribe, nº12.

Psicología Educacional: Aportes para el cambio educativo

Con alegría, hace algunas horas, pude completar la revisión del último borrador que espero encontremos convertido en libro en un par de semanas. El título del libro será: “Psicología Educacional: Aportes para el cambio educativo”. 

En sus páginas se concretan algunos deseos colectivos y personales. Sobretodo la posibilidad de sistematizar y ofrecer a quienes construyen lo educativo un conjunto de trabajos centrados en “dar respuesta” a problemas de la nuestra realidad educativa. Esta es la vocación y obligación más profunda de la Psicología Educacional, que en el libro intentamos asumir. La investigación en esta disciplina no tiene sentido completo si no llega a quienes día a día hacen de la educación su tarea y se convierte en una de sus herramientas. Ojalá este libro cumpla con ese objetivo y se convierta en una humilde herramienta que permita trabajar para el mejoramiento de los procesos de enseñanza y aprendizaje.

Con el foco en los problemas de la realidad educativa en el libro se presentan distintos abordajes y enfoques, que dan cuenta de la diversidad y riqueza de la disciplina. A la vez reconocerán en sus páginas diversidad de estilos y aproximaciones. Tratar de dar respuesta a problemas relevantes de la realidad educativa es un eje central de todos los capítulos, buscando vincular marcos teóricos, investigación que realizamos y propuesta.

Junto con el Dr. Ariel Cuadro hemos organizado los capítulos en tres ejes. Los primeros capítulos toman al aprendizaje como eje. Partiendo de los problemas de calidad y equidad de los aprendizajes académicos, abordamos aspectos de motivación y autorregulación, los procesos de aprendizaje de la lectura y el cálculo, buscando pistas para la intervención. Un segundo eje, está constituido por el problema de la inclusión e integración en el sistema educativo, de distintas poblaciones. Elegimos desarrollar en este eje, contenidos vinculados a los trastornos generalizados del desarrollo, las víctimas de maltrato en el sistema y la situación de madres adolescentes. El tercer eje se centra en herramientas para el asesoramiento educativo. Los capítulos vinculados a este eje se centran en presentar herramientas para el trabajo con padres, la orientación y el counseling educativo, con lo específico que este enfoque se asesoramiento puede aportar.

Agradezco mucho a todos los colegas que han colaborado: Alejandra Balbi,  Gabriel Barg, Fabiana Barrios, Miguel Carbajal, Ariel Cuadro, María del Luján González Tornaría, Stefania Guillén, Ignacio Navarrete, Martina Silva, Vivian Singer, Virginia Nogales, Esther García Andrés y Juan Antonio Huertas.

Han sido muchas horas de trabajo y esfuerzo por concretar esta idea. Espero que en pocas semanas podamos con muchos de ustedes comentarlo, discutirlo y usarlo para mejorar lo que hacemos.

Referencias y recomendaciones

Trías, D., & Cuadro, A. (Eds.). (2012). Psicología Educacional: Aportes para el cambio educativo. Montevideo: Grupo Magro Editores.

Índice en prezi http://prezi.com/nqndryp3bt4t/psicologia-educacional-aportes-para-el-cambio-educativo/

Haz clic para acceder a FICHA%20PSICOLOGIA%20EDUCACIONAL.pdf

Celebremos los libros

Celebremos los libros, compartamos historias

Aprovecho la celebración del Día del Libro para sumar una historia en este blog (que tal como dijo Matías, lo difícil sería mantenerlo). Ya hace varios años, confieso que ya más de 10, vengo estudiando sobre procesos psicológicos implicados en el aprendizaje de la lectura. Me acerqué al tema cuando conocí a un niño de diez años, que estando en tercero, apenas podía leer su nombre. Yo no podía creerlo. Hasta ese momento estaba absolutamente ajeno a la complejidad del proceso y al valor la lectura tiene para nuestro desarrollo personal y colectivo. Hace unos cinco año que disfruto mucho leer para otros. Los cuentos infantiles compartidos con mis hijos son oportunidad de descubrir y redescubrir mundos. Desde esta experiencia vuelvo a dar sentido al trabajo de estos años y renuevo esfuerzo para que cada vez sean más los que accedan a la lectura y a los mundos a los que nos invita.

Vale recordar que los orígenes de la escuela están asociados a la invención de la escritura. Y su papel sigue siendo muy relevante a la hora de compartir las “tecnologías de la palabra”. Creo que no deberíamos olvidar esa contribución tan significativa que la escuela hace al desarrollo individual y la cultura. Analizando el papel los sistemas de escritura en la cultura, Walter Ong (2004 ) sostiene que la escritura ha posibilitado el pensamiento autónomo, que nos permite distanciarnos del contexto. Claramente plantea que: “sin la escritura, el pensamiento escolarizado no pensaría ni podría pensar como lo hace, no sólo cuando está ocupado en escribir, sino incluso normalmente cuando articula sus pensamientos de manera oral. Más que cualquier otra intervención particular, la escritura ha transformado la conciencia humana” (Ong, 2004, pp. 81 ). Ángel Rivière (2003), psicólogo español cuya obra vale la pena conocer, destaca el papel de la escuela para completar el diseño del desarrollo humano. En su esquema de funciones psicológicas, Rivière destaca la contribución específica y relevante que la escuela hace al desarrollo de las funciones tipo 4,  a través de la enseñanza de la escritura y otros sistemas de simbolización.

No me extenderé ya demasiado y dejaré para otro momento el análisis de los procesos implicados en el dominio del lenguaje escrito, también algunas las recomendaciones.  Sobretodo quiero invitar a que celebremos los libros, la palabra,  y  compartamos nuestras historias.

Referencias (y recomendaciones)

Ong, W. (2004) Oralidad y escritura. Tecnologías de la palabra. Sexta reimpresión. México: Fondo de Cultura Económica.

Rivière, Á. (2003). Desarrollo y educación: el papel de la educación en el
“diseño” del desarrollo humano. En Belichón y cols. (comp.) Ángel Rivière. Obras escogidas. Vol. III. Madrid: Médica Panamericana.

Saramago, J. La flor más grande del mundo. https://www.youtube.com/watch?v=1RiwA4r8k8k

Celebremos los libros